Entrada

Sentirse bienvenido y facilitar la orientación

Las entradas y zonas comunes deben ser ambientes acogedores y relajantes. Los pacientes y personal médico tienen que poder moverse con soltura, mantener conversaciones, realizar preguntas, esperar a ser atendidos y orientarse con facilidad. Pero si la acústica no es tomada en cuenta, el sonido rebotará en las superficies duras, generando así incómodos ecos y aumentando el nivel acústico. 

Desafío

  • Evitar que el nivel de sonido aumente
  • Reducir los ecos
  • Asegurar la privacidad en la zona de recepción
  • Evitar la expansión del ruido a otras áreas de la instalación

Solución

  • La mayor cobertura posible con absorbentes acústicos de techo y pared.
  • Desde un punto de vista de ubicación, es recomendable que estas zonas estén separadas de aquellas que son especialmente sensibles a las molestias acústicas.

Consideraciones acústicas

Productos recomendados para las entradas

Catálogo Sanidad

Para más información, vea el catálogo "Mejora la salud y la recuperación con Diseño Acústico basado en la Actividad"

Descargar