Acústica vertical

Para crear un ambiente acústico óptimo es necesario utilizar diferentes tipos de fonoabsorbentes. Un techo acústico reduce drásticamente el nivel del sonido y la propagación del sonido en una habitación. Sin embargo, las paredes sin tratamiento siguen creando ecos. 

Los absorbentes verticales reducen estos ecos y mejoran la claridad del habla, para que se pueda oír claramente lo que dice la gente.

La cantidad de absorción vertical necesaria dependerá de la actividad que tiene lugar y el espacio en sí:

En las oficinas diáfanas es importante detener la propagación del sonido y de las voces, y reducir al mínimo las molestias entre compañeros de trabajo.

En las escuelas, los estudiantes necesitan un buen entorno de aprendizaje para escuchar al profesor y a los demás, y ser capaz de pensar y reflexionar.

En las instalaciones sanitarias, los pacientes necesitan paz para descansar y recuperarse, y el personal debe ser capaz de comunicarse.

Más información en nuestra sección de soluciones acústicas.

 

Parámetros acústicos y cómo aplicarlos

El Tiempo de reverberación (TR) es sin duda el parámetro más usado para calcular y realizar mediciones acústicas en una habitación. Normalmente se utiliza la fórmula Sabine, o una versión modificada de la misma. Es fácil de usar – necesita el volumen de la habitación y la cantidad de absorción acústica, calculada con el coeficiente de absorción αp.

Sin embargo, esta fórmula está diseñada para condiciones ideales con campos sonoros difusos. En realidad, el campo sonoro está lejos de ser difuso. Más probablemente se subdivide en dos componentes principales: grazing (rasante, con ondas paralelas al techo) y non-grazing (compuesto de ondas difusas, con un ángulo más inclinado hacia el techo).

 

Amarillo: Campo sonoro rasante. Naranja: Campo sonoro no-rasante

 

Campo sonoro rasante (principalmente se da con frecuencias medias y altas) consiste en energía de sonido desarrollada en un nivel paralelo a una superficie de absorción de sonido (normalmente el techo). El tiempo de reverberación en una habitación está determinado, principalmente, por campos de sonoro con incidencia rasante. Esto quiere decir que el tiempo de reverberación es considerablemente más largo que el valor calculado para campos de sonido difusos.

La mejor forma de controlar la energía de sonido en un campo de sonido rasante es instalando absorbentes en la pared. La energía del sonido también puede ser re-dirigida hacia el techo (fonoabsorbente) mediante la dispersión a través de muebles, decoración interior y superficies.

Los absorbentes de sonido instalados en áreas pequeñas en lugar de grandes e ininterrumpidas aumentarán la difusión y reducirán aún más el tiempo de reverberación.


Más beneficios con absorbentes verticales

En muchos locales existe necesidad de una buena acústica para alcanzar una reducción de nivel de ruido. Cuanto mayor sea la capacidad de absorción de sonido dentro de una habitación, más bajo será el nivel de ruido. Se ha demostrado que la reducción física de niveles de presión de sonido (=menos ruido) en una habitación también llevan a una reducción de sonido adicional debido a una reacción psicológica: la gente no habla tan alto.

Para ambientes que requieren una buena inteligibilidad del habla, la aplicación del valor C50 puede ser un parámetro más apropiado que el tiempo de reverberación. Aunque STI está determinado parcialmente por el tiempo de reverberación, está mejor correlacionado con la cantidad de absorción acústica de la habitación. Añadiendo absorción acústica mediante la instalación de paneles fonoabsorbentes en las paredes, se reducirá el tiempo de reverberación, mejorará la inteligibilidad del habla y también se reducirá el nivel de presión sonora.

La cantidad de absorción acústica puede utilizarse para calcular la inteligibilidad del habla y la reducción del nivel de presión del sonido. Sin embargo, no es ni seguro ni fiable calcular el tiempo de reverberación (TR) basándose sólo en la cantidad de absorción acústica.


Soluciones prácticas con acústicas verticales

Existen, al menos, tres cosas a tener en cuenta cuando se trata acústicamente una sala:

• el área disponible a tratar acústicamente
• Los requerimientos para resistencia mecánica
• la estética

Lo más común es cubrir parcialmente una pared. Desde el punto de vista acústico, es ideal instalar paneles de pared en dos paredes adyacentes para evitar el eco.

 
 
Otra forma de instalar paneles de pared es dividirlos en campos más pequeños, o incluso usarlos individualmente, esparcidos por la pared. Se pueden colocar en patrones regulares o irregulares y dar rienda suelta a la creatividad.
 
project: Rydebäcskolan, photographer:Patrick Klemm, Partone. system:Wall Panel
 

Una forma corriente de colocar los paneles de pared en, por ejemplo,  salas de clase u oficinas, es instalar una franja horizontal de absorbentes a una altura adecuada y usarlos como tablero. También en este caso es preferible usar más que una pared y combinar con un techo de absorción de sonido.
Se debe colocar el absorbente de pared a la altura del oído de las personas, tanto en postura sentada como de pie.

Las esquinas son especialmente importantes para la acústica - esquinas entre paredes y esquinas entre techo y paredes - porque los absorbentes acústicos funcionan de manera óptima allí.

 
 

En la mayoría de los casos es una ventaja combinar los absorbentes de pared con un techo suspendido.

1) techo 
2a) pared corta
2b) pared larga

Teoría acústica Oficinas Entornos sanitarios Educación