Espacios comunes

Compartiendo buenos momentos

Los espacios compartidos, tales como salas de estar, salas de actividades, comedores y zonas de cocina son habituales en entornos sanitarios, especialmente cuando se trata de la Tercera Edad. 

Las fuentes de sonido más comunes en estos espacios son las conversaciones, los ruidos de la vajilla o electrodomésticos como lavavajillas, frigoríficos y televisores. Dado que todas las personas que viven en centros de la tercera edad, y la gran mayoría de ingresados en los hospitales superan los 60 años de edad, es fundamental tener en cuenta que en su mayoría pueden padecer algún tipo de pérdida de audición

Desafío

  • Asegurar la máxima claridad del habla, reduciendo los niveles de eco y evitar el aumento del nivel de sonido.
  • Facilitar la escucha a para todos mejorando el confort acústico.

Solución

  • Instalar techos absorbentes de máxima calidad y capacidad de absorción para todo tipo de frecuencias.
  • Para mejorar el confort acústico de las personas con pérdida de audición, es importante considerar, en particular, la absorción de bajas frecuencias (125 Hz).
  • Colocar paneles en dos paredes adyacentes que impidan el rebote de los ecos, mejorando aún más la claridad del habla.

Consideraciones acústicas 

Productos recomendados para espacios comunes 

Para obtener los mejores resultados, recomendamos combinar las soluciones de la siguiente lista. Visita la página del producto correspondiente especificada en la tabla para identificar qué solución se adapta mejor a tus necesidades.

Placas para techo Unidades suspendidas Paneles para pared
Master - Akusto Wall A
Hygiene Clinic A   Akusto Wall C
Hygiene Clinic E    

 

Revista

Conoce cómo el ruido afecta a la calidad de los cuidados en los entornos sanitarios.

Descargar